Archivos – 3 diciembre, 2006

Smile Jamaica 2

Era el viernes 3 de diciembre de 1976. Hoy se cumplen treinta años.

Alas 7:00 h. hubo una reunión en el Hotel Sheraton de Kingston. Allí estuvieron Chris Blackwell, Dickie Jobson, Don Taylor y el jefe de publicidad de Island Records, Jeff Walker. Con ellos el director David Silver, a quien se encargó la filmación del concierto que Bob Marley estaba empeñado en dar.

Para entonces ya había actividad en Island House. A las 8:30 h. Neville Garrick saludaba a la Echo Squad de la puerta. Se llevaba a su casa a Judy Mowatt, que estaba embarazada y sentía muy mal. Sólo un cuarto de hora más tarde entraba Seeco Patterson. Se extrañó de que la Echo Squad no estuviera allí. Pero no se lo comentó a Marley, que comía fruta en la cocina en compañía de Donald Kinsey, que pasaba varios días en la isla.

A las 9:12 h. Don Taylor llegaba desde la reunión del Sheraton y se dirigía a informarle a Bob. Dos Toyotas habían entrado a la vez que él, pero no le extrañó. No se extrañó de ver bajar de los coches a los hombres armados con fusiles y pistolas, porque pensó que era la gente de la vigilancia.

Comenzaron los disparos.

shot1.jpgUno o dos hombres dispararon sobre Rita, que se encontraba en un coche. Tuvo mucha suerte, porque una bala le pasó, hiriéndole superficialmente, por la cabeza. Salvó la vida por milímetros.

Se oyeron más disparos por la casa hasta que uno de los pistoleros, un más que nervioso joven de unos dieciséis años, se dirigió a la cocina, apuntó a Bob Marley y disparó. Dio la casualidad de que en ese momento Don Taylor se interpuso en la trayectoria de los disparos y recibió la mayor parte de ellos, cinco. Bob Marley recibió un disparo a escasos centímetros del corazón, una bala que se alojó en su brazo izquierdo.

Con una gran suerte, nadie murió esa mañana en Island House. Entre otras cosas por el evidente nerviosismo del joven que llegó a la cocina, que fue perfectamente visto sin que él se percatara por la novia de Tyrone Downie. Afortunadamente, no era un pistolero experimentado.

Rita y Bob no salieron muy malparados. Lo peor les ocurrió a Lewis Griffith, un amigo de Bob que recibió un balazo en el estómago y, sobre todo, Don Taylor, al que uno de los cinco balazos recibidos se le alojó en la columna vertebral, lo que hizo temer que se quedara paralítico. Los cuatro heridos fueron trasladados al University Hospital. Rita y Bob, que se reunió con el Primer Ministro Michael Manley en el mismo hospital, fueron dados pronto de alta. Taylor y Griffith ingresaron en la Unidad de Vigilancia. Taylor sería operado en el Cedros del Líbano de Miami dos días después, donde, tras una delicadísima intervención, le pudo ser quitada la bala de la espina dorsal sin que ésta quedara afectada.

A Bob no le extrajeron la bala. Vivió todo el resto de su vida con la bala alojada en su brazo.

Esa misma noche Jeff Walker trasladó a Bob Marley y a su gente a un refugio en las montañas del centro de la isla. Como era evidente, se discutió sobre la presencia del grupo en el escenario dos días después. Se temía que los pistoleros, de los que nadie dudaba que iban a por Marley, volvieran a intentarlo en el National Heroes Circle. La discusión se alargó toda la noche. Mientras los rotativos preparaban sus portadas con la noticia del atentado, nadie sabía a ciencia cierta si Bob iba a actuar.

3 diciembre, 2006


Publicidad

Publicidad

Shop


Josetxo Mintegi
Junto a los ríos de Babilonia
Libro + Gastos de envío 18€

Calendario

diciembre 2006
L M X J V S D
« nov   ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Categorías

Siguenos

Twitter ACReggae Facebook ACReggae Facebook Bob-Marley.es MySpace ACReggae

Blogroll

Etiquetas

Meta


Bob-Marley.es es un Proyecto de la Asociación Cultural Reggae.

Proyectos ACR